Significado del Título

Kahal es una palabra en Maya que significa "pueblo", consiste en una pequeña comunidad o grupo humano, concepto similar al de Kahal en hebreo; "Asamblea, congregación".

Kahal è una parola in Maya che significa "villaggio", consiste in una piccola comunità o gruppo umano, concetto simile a quello di Kahal in ebraico:
"assemblea, congregazione".


¿De qué se trata este Blog?

Es un foro sobre Teología y Comunicación, en la Iglesia.

La Comunicación del Signo Liltúrgico


Sintesi: presentazione del segno liturgico come canale di comunicazione attraverso il quale riceviamo la grazia di Dio.

Colores, posturas, movimientos, formas, gestos, objetos... el conjunto organizado de signos intencionados da como resultado una realidad simbólica llena de significado. Más que una justificación de la necesidad de la liturgia para la vida de la Iglesia, la presento como una vía de comunicación entre Dios y los hombres, a través de la Iglesia. Se trata del canal por medio del cual los sacramentos nos portan la gracia (otros lo explican como materia y forma).

El mismo Jesús habla de la interpretación de los signos:

« Cuando ven levantarse una nube sobre el occidente dicen en seguida: “Va a llover”, y así sucede. Y cuando sopla el viento del sur, dicen: “Va a hacer calor”, y así sucede. ¡Hipócritas! Si saben distinguir el aspecto de la tierra y del cielo, ¿cómo es que no saben distinguir el tiempo presente? » Lc 12, 54-56.

Ante la liturgia de la Iglesia hay diversas posturas: unos la aman, otros la odian y a otros tantos les es indiferente. Valorar el signo en su contexto es el primer paso para tomarlo en serio; y tomar en serio al medio, es hacerlo con el mensaje que porta, y también a quien lo envía, aceptando lo que nos manda por medio de él. Si el signo es reflejo de Dios mismo, ¿por qué ignorarlo, menospreciarlo? La liturgia dejará de ser aburrida, enigmática o normativa cuando se comprenda su intencionalidad.

Por otro lado, la liturgia cumplirá su función en la medida en que transmita su mensaje a los que participende ella, y de esta manera puedan recibir las gracias que comunica. Propongo el simple ejercicio de ver el siguiente video y responder: ¿me comunican algo los signos litúrgicos?

Si el signo no comunica, no es signo, y si no es mediación para Dios y su gracia, no es litúrgico. Finalizo con una expresión del Documento de Puebla, que menciona con palabras sencillas y de manera modesta parte de lo que he comentado: …la liturgia… es en sí misma comunicación.*


video


[* III CONFERENCIA DEL EPISCOPADO LATINOAMERICANO, Puebla,
La Evangelización en el Presente y en el Futuro de América Latina,
Ediciones de la Conferencia del Episcopado Mexicano, México, 1979, No. 1086.]

La Comunicación a través del Hijo.


Sintesi: Riferimento alla comunicazione che Dio fa all'uomo, attraverso suo Figlio, a partire dai primi cinque capitoli della lettera all'Ebrei. Include alla fine dimostrazione audiovisiva.

« Muchas veces y de muchas maneras, habló Dios antiguamente a nuestros antepasados por medio de los profetas... Ahora en este momento final nos ha hablado por medio del Hijo... » Hb 1,1ss.

Quisiera destacar la gran fuerza comunicativa que contienen las primeras líneas de la carta a los hebreos. Habitualmente cuando la leemos, nos centramos más en el aspecto del sacerdocio eterno de Jesucristo, y de la salvación que nos trae; y ciertamente se trata de un mensaje extraordinario. Detrás de este gran anuncio, encontramos varios detalles comunicativos interesantes.

El Hijo es la clave de toda comunicación, es el comunicador por excelencia. El mismo inicio de la carta nos recuerda cómo Dios habla al hombre a través de la historia, y en la plenitud de los tiempos, lo hace a través de Cristo, su hijo, plenitud de la revelación. Este mensaje inidica con claridad que Dios ha empleado muchos recursos comunicativos (profetas, signos de los tiempos...) y hoy lo hace con el medio más perfecto: un ser humano como nosotros. Como indica el texto, basta que estemos atentos a lo que nos dice. Si escuchamos su voz, no endurezcamos nuestro corazón y atendamos a las enseñanzas recibidas, para no andar a la deriva.

Incluyo un pequeño video que resalta emotivamente las primeras líneas de esta carta de la Sagrada Escritura, destancando algunas de las ideas más significativas, especialmente la intención comunicativa de Dios hacia nosotros a través de su Hijo. Una vez más constatamos que la Palabra de Dios es viva y eficaz.


video

También se encuentra en Youtube: http://www.youtube.com/watch?v=Zp681KpKpew

Amor y Comunicación


Sintesi: Da un frammento della prima lettera di San Giovanni, si presenta il rapporto tra amore e comunicazione.

Estas ideas provienen de una de mis clases donde hablábamos de salvación, encarnación, revelación, y su estrecho vínculo con la comunicación. Todos estos son actos comunicativos de Dios al hombre. Aquí encontramos también la relación entre comunicar y amar. Ante esto recordé que en la primera carta de Juan ya se hablaba de la inseparabilidad de estos dos elementos, o dicho de otro modo, de la necesidad de su complementariedad, ya que uno no se da sin el otro. Y dice así:

«Nosotros hemos recibido de él este mandato: que el que ama a Dios, ame también a su hermano. Por tanto, si amamos a los hijos de Dios, es señal de que amamos a Dios y de que ponemos en práctica sus mandamientos.» 1 Jn 4, 21-5,2. Es así como la carta de Juan va desarrollando el tema del amor a Dios y al prójimo.

El amor de Dios pasa necesariamente a través del amor por el prójimo. Entrar en relación con Él significa establecer relaciones con los demás, porque el hombre es un ser social y establece ante el otro relaciones de comuniación, por tanto, la realización de su experiencia religiosa se desarrollará según sus tipos de relación. He aquí el estrecho vínculo entre amor y comunicación. Una verdadera relación con el prójimo implica comunicar, comunicarse, darse, y al final, esto es amar. Por tanto, si entramos en comunicación con nuestro hermano a quien vemos, también lo haremos con Dios a quien no vemos.

Restaurando una Imagen


Sintesi: Si confronta al sacramento della Riconciliazione come se fosse la restaurazione di un'immagine; e contemporaneamente questo si applica a come deve essere il nostro modo di comunicare.

Parte de la eficacia de la evangelización, de pende de la manera como se presente, unida a una adecuada inculturación, de acuerdo a cada contexto. Las imágenes que utilizamos son importantes para poder captar el mensaje que se quiera transmitir. Dicen por ahí que un buen teólogo es aquél que sabe expresar con claridad el concepto de Dios, y en este sentido, tolos los que tenemos la misión y el deber de anunciar el mensaje de salvación, debemos esforzarnos no sólo para que el receptor lo conozca, sino para que lo comprenda.

Encontré en mi camino esta peculiar metáfora del sacramento de la confesión que se presenta como una “restauración”, y mejor aún, como la restauración de la imagen de Dios opacada en el hombre. Mis argumentos no tendrían peso sin el video que incluyo a continuación, que valdrá la pena ver para entender la importancia de comunicar con imágenes, y en este caso no sólo con gráficas sino con figuras también retóricas; y de paso comprender un poco más el concepto que tenemos de este canal de gracia por el cual se nos perdonan los pecados.

Pobremente estamos habituados a considerar el sacramento de la reconciliación como el simple perdón de los pecados cometidos. Otros piensan que es un simple requisito para poder comulgar. Si valoramos adecuadamente la eficacia de este acto, le daríamos más importancia a la amistad que restablecemos con Dios, y que habíamos perdido al alejarnos de Él. Al arrepentirnos y al recibir el perdón a través del sacerdote, se restaura la imagen de Dios en nosotros, como el trabajo que se hace con una obra de arte cuando se ha deteriorado.

Este ha sido un simple discurso sobre imágenes, restauración y perdón. Lo que no tendrá perdón es que comuniquemos ineficazmente, sin hacer una restauración de nuestras estrategias para emplear correctamente las imágenes.



video

También en You Tube: http://www.youtube.com/watch?v=Nd0owsGHG4g

21 Gramos en Roma


Sintesi: Riferimento alla presenza di Dio nel cinema, a partire dal commento di una scena del film "21 Grammi" del messicano Alejandro González Iñárritu.

Fue una sorpresa para mi. Presentaré el contexto: me encontraba en el auditorio Via de la Conciliazione en la sesión del jueves 10 de diciembre de 2009, en la proyección-discusión “Dios en el cine y en la Televisión”. El evento formó parte del congreso internacional “Dios hoy, con Él o sin Él cambia todo” (Dio oggi, con Lui o senza di Lui cambia tutto*)promovido por el Comité para el Proyecto Cultural de la CEI (Comisión Episcopal Italiana), que se realizó en Roma del 10 al 12 de diciembre de 2009.

Cada uno de los tres expositores presentó, escenas televisivas y cinematográficas con referencias a Dios. Mi sorpresa inició cuando la crítica de cine, Maria Rosa Mancuso, presentó unas escenas del filme “21 Gramos” del mexicano Alejandro González Iñárritu (USA, 2003). Recordándolo me preguntaba ¿dónde estaba Dios en aquel discurso? Sobretodo luego de ver las esenas seleccionadas por la expositora: una secuencia variada con su propia narrativa atemporal donde se desarrollan tres historias dramáticas al mismo tiempo.

La incógnita se resolvió pronto, y me pareció sensata, sobre todo porque la ponente nos presentó una faceta distinta. Aún en la narrativa y contenido que hacen referencia nula a Dios, podemos encontrarlo. ¿Dónde? Las escenas crudas y dramáticas que acontecen a los personajes sometiéndolos a una angustia intensa, nos mueven a pensar en nuestra necesidad de Dios. El drama en nuestras vidas no tiene sentido sin la relación con el creador. Todo lo que nos sucede y acontece se vincula con él, sea bueno o malo. ¿Qué podemos hacer sin Él? Seguir sufriendo sin sentido, o vivir con la esperanza de que Él nos ayuda y está con nosotros. Sí, Dios también está en el cine.

* Sitio official del evento internacional “Dio oggi, con Lui o senza di Lui cambia tutto”. http://www.progettoculturale.it/questionedio/





La Palabra Silenciosa


Sintesi: Diverse forme della presenza di Dio nei mezzi di comunicazione sociale.

“El filósofo francés, Emmanuel Levinas, se preguntaba: «¿De qué modo viene Dios a la idea?». En nuestro caso podemos decir análogamente: ¿De qué modo hoy, Dios aparece en los mass media? En otras palabras, ¿cuál es la imagen de Dios que transmiten? Los medios son, de hecho, el lugar donde las ideas vienen no solo divididas y dispersas, sino también elaboradas y orientadas”.

Con estas palabras inicia un artículo de Adriano Fabris, profesor del departamento de filosofía de la Universidad de Pisa. El texto hace referencia a la presencia de Dios en los medios de comunicación, por lo que me pareció interesante comentar algunas de las ideas significativas.

Dios está presente en todos los medios: en la prensa, la televisión, la opinión pública, los espectáculos... y lo encontramos de diversas maneras: como un Dios político, un Dios que hace la noticia, un Dios icono, un Dios ídolo, un Dios plural con muchas variantes (cristianas o no). Sin embargo, la presencia más interesante es la posibilidad del silencio. El profesor Fabris explica que Dios al manifestarse, antes que una idea pueda ser expresada, está propiamente en la “Palabra silenciosa”, es el Cristo que procede del Padre.

Yo agregaría, que Dios sobretodo está ahí: el silencio es el sitio donde se encuentra. Esa aparente ausencia del creador en los medios no es más que su omnipotencia que nos trasciende. Nada sucede sin su voluntad, aunque algunos hombres nieguen su existencia.

El artículo completo en italiano “Dio oggi, presenza – assenza"
se publicó en SIR (Servicio de Información Religiosa) www.agensir.it , el 02.12.09. Forma parte de una serie de reflexiones previas al congreso internacional “Dio Oggi” promovido por el Comité para el Proyecto Cultural de la CEI (Comisión Episcopal Italiana), que se realizó en Roma del 10 al 12 de diciembre de 2009.